Así han evolucionado los volantes en 70 años

Si echamos la vista atrás solo podemos llegar a una conclusión, ¡cómo han cambiado los volantes de los vehículos en 70 años! desde grandes aros en madera, a los modernos que permiten no retirar las manos para controlar las funciones básicas durante la conducción. En cinco modelos de Seat os contamos esa evolución.

Empezamos en los años ´50 con el 1400, el primer modelo del fabricante español, basado en el Fiat 1400/1900. Se trataba de un modelo lujoso con un volante con aro interior; el volante es grande y fino, con clara inspiración en los coches americanos de la época, tanto es así que la palanca de marchas iba en la columna de dirección. El logotipo del fabricante iba integrado en el centro, hecho en cobre donde se situaba el claxon y el pulsador para realizar ráfagas de luces iba en el aro, una solución para evitar retirar las manos del volante.

Cambiamos a la década de los ´60, el rey de las carreteras españolas fue el 600, y hay notables diferencias. El diseño es minimalista, parece que solo pretende la función de hacer girar el coche; ni elementos lujosos ni un logotipo, solo el claxon en el centro. El 600 fue un coche popular, orientado a movilizar a la población con un coche asequible y eso se nota en todos los detalles, sin embargo, aún sencillo sigue teniendo su encanto. A finales de esta década nació el Seat 124, que incorporó en el volante materiales sintéticos; el claxon ya no se situó en medio, sino en el lateral de los dos radios horizontales y se activa con el pulgar, otra solución original.

Pasamos a los ´70 con uno de los vehículos más bonitos y espectaculares de Seat en su historia, el 850 Sport Spider, basado en el homónimo de Fiat, tenía un diseño dibujado por Giorgetto Giugiaro para Bertone. Este pequeño descapotable de poco más de 3,5 m llevaba un motor de 52cv que le permitía superar los 150 km/h. Su volante era más deportivo, por ello era más pequeño, pero conservaba la madera que le daba un toque de pequeño monoplaza.

En los ´80 y ´90 el volante se reduce más, son más cómodos de manejar, y el condicionante que motiva este cambio es en gran medida es la dirección asistida. Otro detalle que se introduce es la ergonomía, por ello pasamos a volantes hechos en materiales similares al caucho y son más gruesos. Estas medidas se implementaron en el Ibiza de primera generación. En su segunda generación aparecieron otras novedades, como la inclusión del airbag o los mandos para operar el sistema de sonido.

En la actualidad los volantes se centran en permitir el mayor manejo de las funciones del vehículo. El Ateca por ejemplo permite controlar la música, la ruta del GPS, las funciones del ordenador o la temperatura. Pero hay más, los asistentes a la conducción que cada día son más comunes, ya controlan automáticamente su funcionamiento, corrigiendo la trayectoria o aparcando de forma autónoma.

El futuro del que nos hablan los fabricantes incluye volantes más minimalistas y con más funciones, pero los vehículos autónomos, como el de Google, ya ruedan por las carreteras en fase de prueba; quizás en unos años el volante sea un elemento de nostalgia para los amantes del automóvil.

Video:

Así han evolucionado los volantes en 70 años
5 (100%) 3 votes

Diego M.

Carspotter y amante de los clásicos.

Un comentario sobre “Así han evolucionado los volantes en 70 años

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: